El grafeno ¿Una solución medioambiental?

Cada vez son más las iniciativas y descubrimientos que se dan en diferentes campos científicos empleando el grafeno como medio, entre otras cosas, para combatir los problemas de degeneración medioambiental y depuración de residuos.

¿Podemos decir entonces que el grafeno será una solución medioambiental en el futuro…?

Concretamente, hace unos meses, se publicaron diversas noticias sobre Baoxia Mi, una investigadora de la Universidad de California Berkeley en Estados Unidos, que anunciaban el diseño de una membrana a base de grafeno, que tenía la capacidad de filtrar el agua mejor que cualquier otra tecnología y con un menor consumo de energía.

El Grafeno ¿Una solución medioambiental?

Esta científica, especializada en la búsqueda de nuevas formas de purificar el agua, ha aprovechado las posibilidades que tiene el grafeno para eliminar los contaminantes con eficacia.

Llegados a este punto, te preguntarás pero ¿que es el grafeno?

El repentino aumento del interés científico por el grafeno puede dar la impresión de que se trata de un material nuevo. En realidad se conoce y se ha descrito desde hace más de medio siglo.

Al grafeno se le prestó poca atención durante décadas al pensarse que era un material inestable termodinámicamente. Bajo este prisma se entiende la revolución que significó que Gueim y Novosiólov consiguiesen aislar el grafeno a temperatura ambiente.

Realmente, el grafeno es una sustancia formada por carbono puro, con átomos dispuestos en patrón regular hexagonal, similar al grafito, pero en una hoja de un átomo de espesor. Se considera 100 veces más fuerte que el acero y su densidad es aproximadamente la misma que la de la fibra de carbono, y es aproximadamente cinco veces más ligero que el aluminio, una lámina de 1 metro cuadrado pesa tan solo 0,77 miligramos.

El Premio Nobel de Física de 2010 se les otorgó a los científicos Andréy Gueim y Konstantín Novosiólov por sus revolucionarios descubrimientos acerca de este material.

El Grafeno ¿Una solución medioambiental?

¿Y cuales son sus propiedades?

El grafeno es de los materiales más duros y fuertes existentes, incluso supera la dureza del diamante y es doscientas veces más resistente que el acero. Es altamente rígido, por lo tanto soporta grandes fuerzas sin apenas deformarse. Se trata de un material ligero con una densidad de tan solo 0,77 miligramos por metro cuadrado (densidad indicada en unidades de superficie como causa de su estructura laminar). También cabe destacar que soporta grandes fuerzas de flexión, es decir, se puede doblar sin que se rompa. Para hacerse una idea de la capacidad de estas propiedades mecánicas, el premio Nobel hizo una comparación con una hamaca de grafeno de un metro cuadrado de superficie y un solo átomo de espesor. Esta hamaca de grafeno podría soportar hasta 4 kg antes de romperse (equivalente al peso de un gato). En total esta hamaca pesaría lo mismo que uno de los pelos del bigote del gato, menos de un miligramo.

  • Es extremadamente duro: 100 veces más resistente que una hipotética lámina de acero del mismo espesor6
  • Es muy flexible y elástico.
  • Es transparente.
  • Autoenfriamiento (según algunos científicos de la Universidad de Illinois).
  • Conductividad térmica y eléctrica altas.
  • Hace reacción química con otras sustancias para producir compuestos de diferentes propiedades. Esto lo dota de gran potencial de desarrollo.
  • Sirve de soporte de radiación ionizante.
  • Tiene gran ligereza, como la fibra de carbono, pero más flexible.
  • Menor efecto Joule: se calienta menos al conducir los electrones.
  • Para una misma tarea que el silicio, tiene un menor consumo de electricidad.
  • Genera electricidad al ser alcanzado por la luz.
  • Razón superficie/volumen muy alta que le otorga un buen futuro en el mercado de los supercondensadores.
  • Se puede dopar introduciendo impurezas para cambiar su comportamiento primigenio de manera que, por ejemplo, no repela el agua o que incluso cobre mayor conductividad.
  • Se autorrepara; cuando una lámina de grafeno sufre daño y se quiebra su estructura, se genera un ‘agujero’ que ‘atrae’ átomos de carbono vecinos para así tapar los huecos.
  • En su forma óxida absorbe residuos radiactivos.

Como decimos, cada vez son más los usos que se dan a este extraordinario material, sin ir más lejos, a finales del año pasado La empresa española Graphenano, que se encarga de producir grandes cantidades de grafeno y comercializarlo con compañías incluso de ámbito internacional en Alemania, Estados Unidos y China, se planteó utilizar el óxido de grafeno para descontaminar la central de Fukushima (Japón), dañada por el famoso tsunami, y el agua que en ella se empleaba.

El grafeno ¿Una solución medioambiental?

Porque, entre otros de sus variados usos, el grafeno se emplea para eliminar materiales radioactivos de aguas contaminadas. Dicho material no se encarga de eliminar directamente las toxinas radioactivas del agua, sino que ayuda a agruparlas para mayor facilidad de extracción. Una vez separado del agua, los materiales radioactivos en formato sólido (condensados por el óxido de Grafeno) son acumulados y custodiados para la no contaminación de aguas.

Descontaminar el agua a base de nanorobots de grafeno mediante campos magnéticos

Guiados por un campo magnético, minúsculos tubos de grafeno podrían almacenar los metales pesados disueltos en un agua contaminada. Entre las muchas posibilidades de la nanotecnología, algunos permiten producir milagros que en pocos decenios serán totalmente posibles.

Recientemente, y para añadir a la lista de iniciativas en torno al grafeno, un grupo de investigadores internacionales ha afirmado que unos nanorobots recubiertos de grafeno podrían descontaminar las aguas que contienen metales pesados. Estos trabajos de investigación muestran que es posible retirar el 95% del plomo contenido en el agua en una hora.

El rendimiento es interesante puesto que hay que recordar que la contaminación por metales como el mercurio, el cadmio y el cromo, y no únicamente el plomo, es un verdadero problema dentro de la contaminación medioambiental. Esta puede proceder de actividades industriales tan importantes como la explotación minera, la fabricación de baterías o la electrónica.

Para responder a este desafío, los investigadores han fabricado unos microobjetos cilíndricos compuestos de capas con agujeros. La capa más interna está constituida por un tubo hueco de platino que reacciona con el agua que contiene peróxido de hidrógeno. Estas microburbujas de oxigeno se forman en el tubo, y salen por una apertura.

El tubo de platino está recubierto por una capa de níquel ferromagnético, de manera que los tubos se comportan como microimanes en movimiento. De esta forma, es posible dirigir las trayectorias con ayuda de campos magnéticos variables. La capa externa que envuelve el níquel está fabricada de óxido de grafeno y es la que captura eficazmente los átomos de plomo.

El uso de campos magnéticos permite también desplazar estos microobjetos en el agua contaminada y extraerlos una vez terminada la colecta de los metales. Tratados con una solución ácida, desprenden los contaminantes y están de nuevo dispuestos para ser utilizados.

Los resultados obtenidos hacen pensar que el procedimiento puede también servir para extraer otros metales de las aguas contaminadas, y por un coste mucho más bajo que las otras técnicas utilizadas hasta el momento.

 

Fuentes: renovablesverdes.com, es.wikipedia.org, computerhoy.com, blogthinkbig.com

Legislación básica de residuos. Parte 3

Continuamos con la legislación básica de residuos  peligrosos, que dejamos en el anterior post

¡Vamos allá!

Legislación básica de residuos

Una vez visto que nuestra actividad produce residuos peligrosos, y que hemos dado de alta nuestra actividad en la Consejería de Medio Ambiente de nuestra Comunidad Autónoma de Madrid (Ley 22/2011 Articulo 29 .- Comunicación Previa al inicio de las actividades de producción y gestión de residuos), pasamos a contratar los servicios de un Gestor de Residuos, para ello una vez acordado los aspectos económicos, recomendamos se solicite la siguiente documentación:

  • Permiso Gestor de residuos autorizado
  • Permiso de transportista de residuos autorizado
  • Permisos de los vehículos que transportaran los residuos

Visto que cumple los requisitos de empresa, transportista y vehículos autorizados, se deberá formalizar el cumplimiento legal con el “Contrato de Residuos(RD 180/2015 Articulo 5), tanto para los residuos no peligrosos como los peligrosos.

Durante la producción y posesión de nuestros residuos, debemos contemplar los requisitos que nos indica la Ley 22/2011 en sus artículos 17 y 18., a continuación destacamos los más importantes a nuestro entender de estos artículos:

Legislación básica de residuos

Cualquier entrega de residuos debe acreditarse documentalmente.

Almacenar los residuos en condiciones adecuadas de higiene y seguridad.

Etiquetado de los residuos peligrosos y no superar el almacenamiento de estos, los cuales suelen ser para un residuo no peligroso de un año si se destina a su eliminación y de dos años cuando se destina a valorización, y para los residuos peligrosos dicho almacenamiento no debe superar los 6 meses.

No mezclar ni diluir los residuos peligrosos entre sí o con otros residuos, sustancias o materiales.

Todas las entregas de residuos deben ser documentadas en el Archivo Cronológico (Ley 22/2011 Articulo 40) y dicha información debe ser guardada durante, al menos, tres años.

Seguiremos detallando en la próxima publicación, y no olvides nunca:

“…la mejor gestión es no producir residuos…”

Legislación básica de residuos

#ReduceReutilizaRecicla.

Las Islas de plástico

#ResiduosDelMundo: Las Islas de plástico

En este post vamos a tratar un delicado tema, que nos afecta a todos los habitantes del Planeta por igual. ¡No son conjeturas, ni falsas amenazas! Es la realidad de una grave consecuencia  causada por el estilo de vida del ser humano durante años.

Nos estamos refiriendo a las “Islas de plástico”.

También conocidas como Islas de basura, Islas tóxicas, sopas de plástico marinas, etc., no dejan de ser grandísimas superficies donde se concentran residuos marinos en todos los mares y océanos de nuestro mundo.

Se ha estimado que el 80% de las basuras que generan las islas de plástico, proviene de zonas terrestres, y de barcos el 20% restante. Un estudio elaborado por científicos australianos, asesta un duro mazazo al anunciar que los plásticos que las forman, tardarán, como mínimo, 500 años en dejar de aumentar. Es más, esta proyección tan pesimista sólo se cumpliría si se dejase de arrojar basura al mar, cosa que, lamentablemente, no está ocurriendo.

Algunos países han prohibido las bolsas de plástico y muchos ciudadanos son conscientes del daño medioambiental que supone tirar plástico al mar. Pero otras muchas personas, la inmensa mayoría, aún no se han dado cuenta de lo que significa desechar basura plástica en el océano.

 

¿Cuántas islas de plástico se conocen?

Hay cinco o más islas de plástico en el planeta, en los lugares donde convergen las corrientes marinas, si bien, las más conocidas de lejos, son la del Pacífico Norte y la del Atlántico Norte.

De las dos, la primera de ellas es la más importante, se trata de una masa de basura que se arremolina en un vórtice de corrientes oceánicas, compuesta por desechos de plástico, localizada entre las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N, entre la costa californiana, que rodea Hawái llegando hasta Japón. Fue descubierta en 1997, por el oceanógrafo Charles Moore.

Se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km².

Las corrientes van arrastrando desechos desde la costa oeste de Norteamérica hacia el vórtice y tarda en cumplir su recorrido unos 5 años. Los desechos de la costa este de Asia, lo hacen en menos de un año.

Este vertedero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos atrapados en las corrientes del giro del Pacífico Norte. A pesar de su tamaño y densidad, la isla de basura oceánica es difícil de ver incluso mediante fotografías por satélite. Tampoco es posible localizarlo con radares.

La-isla-de-plastico-del-oceano-Atlantico-sigue-creciendo

 

Impacto de la isla de plástico del Pacífico Norte en la vida marina

Las partículas de plástico flotante se asemejan al zooplancton, por lo cual puede ser consumido accidentalmente por las medusas. Muchos desechos de larga duración terminan en los estómagos de las aves marinas y animales del mar, incluyendo tortugas del océano y albatros de patas negras, siendo estas partículas un riesgo para la vida marina.

Aparte de los residuos contaminantes del agua del mar, estos residuos flotantes traen otro tipo de contaminantes tales como bifenilos policlorados (PCB), DDT, e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP o PAH), causando efectos tóxicos cuando son, en algunos casos provocando problemas hormonales en los animales. Las medusas se comen las toxinas que contienen los plásticos, y a su vez, los peces grandes se comen a las medusas. Muchos de estos peces, serán pescados posteriormente, formarán parte entonces de la cadena alimenticia del ser humano, y finalmente ingerirán dichas toxinas. ¡Un círculo dantesco, propio del ser humano!

El plástico marino también facilita la propagación de especies invasivas que se adhieren a la superficie de este plástico flotante y se desplazan a grandes distancias, colonizando nuevos ecosistemas.

Diversos investigadores han demostrado que estos residuos plásticos afectan al menos a 267 especies.

 

La Mancha de basura del Atlántico Norte

La isla de plástico del Pacífico Norte fue la primera, pero pronto se descubrieron otras, todas ellas aberraciones ecológicas generadas, como siempre, por el ser humano.

La Mancha de basura del Atlántico Norte, también llamada “Gran mancha de basura plástica en el Atlántico Norte”, es la otra gran isla de plástico. Una nueva zona de desechos marinos descubierta flotando en el Giro del Atlántico Norte en el año 2009.

Esta isla de basura, a diferencia de la del Pacífico Norte, no se compone de partículas de plástico casi invisibles a simple vista, sino que se trata de una mancha de cientos de kilómetros de largo, con una densidad de 200.000 fragmentos de basura flotante por kilómetro cuadrado, y cambia de posición en 1.600 km norte y sur estacionalmente, desplazándose aún más lejos durante el fenómeno climático de “El Niño”.

Para estudiar el tamaño de la acumulación de desechos en la zona, el 5Gyres Project dirigió una expedición de investigación a la mancha de basura del Atlántico Norte en enero del 2010, donde recogió 35 muestras en cerca de 3.000 millas, entre St. Thomas, Bermudas, y las Azores.

También, la Sea Education Society (SEA) ha estado haciendo amplias investigaciones de este nuevo descubrimiento de la mancha de basura del Atlántico. Cerca de 7.000 estudiantes de la SEA han estado arrastrando redes de fino entramado por el Atlántico y han recogido pedazos de plástico en más de 6.100 puntos, desde 1986 hasta 2008. Los resultados de estas dos investigaciones fueron concluyentes: en el giro del Atlántico Norte se encuentra contaminación marina con material plástico en cantidad y tipo similares al encontrado en la  Gran mancha de basura del Pacífico.

¡Y vamos de mal en peor! La basura de plástico del océano Atlántico, en vez de disminuir, aumenta. Nuevas observaciones hechas desde satélite evidencian un aumento en la ya famosa y cada vez más cerca de considerarse clásica mancha de basura flotante que se extiende por miles de kilómetros cuadrados en un área remota del océano Atlántico.

Toneladas flotantes de desechos, casi todos plásticos, a la deriva. Tal vez, a este paso, se convierta en una atracción turística. Algunos incluso la llaman el Octavo Continente. Pero no se trata de una curiosidad. No es otra cosa que un desastre ambiental. Y, lo peor de todo, es precisamente que, aun sabiendo el problema, empeora. Los países con costa no controlan los vertidos al agua. Y la basura sigue acumulándose en ese punto debido a las corrientes marinas.

La tecnología, en concreto, los satélites, demuestran que el problema, lejos de solucionarse, está empeorando día a día. Científicos y oceanógrafos siguen advirtiendo de que el llamado gran basurero del Atlántico es muy perjudicial para los peces, los mamíferos marítimos e, incluso, para los seres humanos, que somos, en definitiva, los consumidores finales de la cadena alimenticia.

Este fenómeno, evidentemente, no ocurre de un día para otro. Son decenas de años acumulando plástico en el mar. Por desgracia, los efectos negativos en el ecosistema durarán también décadas, si no más. Como el daño afecta a aguas internacionales, nadie se responsabiliza. Nadie se hace cargo, nadie lo limpia, nadie retira la basura.

mar-de-plasticos

 

Otra isla de plástico en el Mediterráneo

Según un informe presentado por la asociación medioambiental italiana Legambiente, existe otra isla de basura plástica en el Mediterráneo similar a la del océano Atlántico. Este informe señala que, sólo en el archipiélago de la Toscana, se recogieron en unas horas cuatro kilómetros de residuos, de los que el 73% eran bolsas de plástico. En el resto del Mediterráneo, la situación no es mucho mejor.

La asociación ecologista italiana afirma que el mar Mediterráneo contiene unas quinientas toneladas de residuos plásticos. Otras instituciones como el Instituto Francés de Investigación sobre la Explotación del Mar y la Universidad de Lieja, en Bélgica, sostienen que la mayor concentración se encuentra en el norte del Mar Tirreno y cerca de la isla de Elba.

Islas-de-plastico

 

Conclusión

Como se puede ver, la situación de mares y océanos del planeta no es nada buena. En las cercanías de los puertos chilenos, por ejemplo, el 87% de los desechos flotantes son residuos plásticos, mientras que frente a las costas de Japón llegan a constituir el 76%. Si no se pone freno a esta situación, los destinos turísticos de la costa mediterránea serán un mar de plástico en vez de agua.

Se calcula que hace ya varios años que se formaron las islas de basura plástica. Y poco a poco se van descubriendo más y más isla de residuos. Retirar todos estos desechos puede resultar muy costoso ya que hay que trabajar con toneladas de materiales tóxicos y se requieren embarcaciones, equipos y personal especializado.

Por el contrario, evitarlo es tan sencillo como no arrojar plástico a los mares.

¡POR UN  MEDIO AMBIENTE SALUDABLE DE TODOS Y PARA TODOS!

Fuentes: Wikipedia, muyinteresante.es, allyouneedisbiology.wordpress.com

Introducción a la Legislación Básica de Residuos

Legislación Básica de Residuos: Obligaciones en la gestión de residuos por parte de las entidades y empresas

LEGISLACIÓN BÁSICA DE RESIDUOS

Tomando como referencia la legislación nacional de Residuos (Ley 22/2011, RD 180/2015, RD 833/88), le comentamos algunos aspectos y obligaciones que dicha legislación contempla cuando en nuestra actividad producimos residuos.

Para ello tomaremos como referencia la definición que hace de residuo la Ley 22/2011 de Residuos, de ámbito nacional.

«Residuo»: cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar.

Por tanto todas las entidades o empresas que quieren desechar cualquier objeto o sustancias, deben cumplir ciertas obligaciones (algunas de ellas especificas solo para residuos peligrosos), entre dichas obligaciones, destacaremos:

  • Ley 22/2011 Articulo 17 .- Obligaciones relativas a la gestión de residuos.
  • Ley 22/2011 Articulo 18.- Obligaciones relativas al almacenamiento, mezcla, envasado y etiquetado de residuos.
  • Ley 22/2011 Articulo 29 .- Comunicación Previa al inicio de las actividades de producción y gestión de residuos.
  • Ley 22/2011 Articulo 40.- Archivo Cronológico.
  • RD 180/2015 Articulo 5 .- Contrato de tratamiento de residuos.
  • RD 180/2015 Articulo 6 .- Documento de Identificación.
  • RD 180/2015 Articulo 7 .- Rechazo de los residuos.
  • RD 833/88 Especifico para residuos peligrosos:

Artículo 13. Envasado de residuos tóxicos y peligrosos
– Artículo 14. Etiquetado de residuos tóxicos y peligrosos
Artículo 15. Almacenamiento de residuos tóxicos y peligrosos
Artículo 22.1  De los pequeños productores (Punto 1)

En próximas entregas detallaremos cada uno de estos artículo, con el objetivo de poder clarificar las obligaciones que nos impone la legislación ambiental.

Fuente: Informacion extraida del BOE en la publicación de las respectiva legislación ambiental

Legislación básica de residuos

Resumen de legislación Legislación básica de residuos

Para tu utilidad, te ofrecemos a continuación un compendio de las normas autonómica de la Comunidad de Madrid, estatales y europeas de uso más habitual en la actividad de recogida, transporte y tratamiento de residuos.

Así mismo, te adjuntamos las Áreas de Prioridad Residencial del Ayuntamiento de Madrid.

Esperamos que esta información te sea de utilidad. Y ya sabes, para cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros:

TECNORESIDUOS-R3, S.L.

C/Estaño, 25
Pol. Ind. BORONDO
28510 Campo Real (MADRID)

91 876 54 34 – FAX 91 876 50 93

Dpto. Comercial: comercial@tecnoresiduos-r3.com

O a través del formulario de contacto de nuestra Web http://www.tecnoresiduos-r3.com/

¡Estamos a tu disposición!

¿Qué es la Autorización Ambiental Integrada?

Autorización Ambiental Integrada

Directiva 96/61/CE

Desde que en 1967 se aprobara la primera Directiva de carácter ambiental, la protección y conservación del medio ambiente ha sido una de las principales inquietudes de la Comunidad Europea, hasta tal punto que ha terminado incorporándose a los Tratados como una verdadera política comunitaria, cuyo principal objetivo es el de prevención, de acuerdo con las previsiones de los sucesivos programas comunitarios de acción en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible.

Una de las actuaciones más ambiciosas que se han puesto en marcha en la Unión Europea, para la aplicación del principio de prevención en el funcionamiento de las instalaciones industriales más contaminantes, ha sido la aprobación de la Directiva 96/61/CE, del Consejo, de 24 de septiembre, relativa a la prevención y al control integrado de la contaminación, mediante la que se establecen medidas para evitar, o al menos reducir, los residuos y las emisiones de estas actividades en la atmósfera, el agua y el suelo.

Autorización Ambiental Integrada

Ordenamiento jurídico español

La incorporación al ordenamiento interno español de la mencionada Directiva 96/61/CE se lleva a cabo, con carácter básico, mediante la Ley 16/2002, del 1 de julio, de prevención y control integrado de la contaminación, cuyos preceptos tienen el carácter de legislación básica estatal. Esta ley ha sido desarrollada por el Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas, y por el Real Decreto 509/2007, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

Con el objeto de responder a la necesidad de mejoras de la salud pública y ambientales, asegurando la innovación tecnológica, la Unión Europea ha aprobado una nueva Directiva sobre esta materia, la Directiva 2010/75/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de noviembre, sobre las emisiones industriales, la cual ha introducido diversas modificaciones en la legislación de prevención y control integrados de la contaminación.

Estas modificaciones que incluye la nueva Directiva 2010/75/UE, se han incorporado al ordenamiento español a través de la Ley 5/2013, de 11 de junio, por la que se modifica la Ley 16/2002 y la Ley 22/2011, y el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales.

Autorización Ambiental Integrada

Autorización Ambiental Integrada

Una vez analizadas los antecedentes sobre protección y conservación del medio ambiente, en nuestro país, hablaremos de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que se trata de una resolución que permite explotar la totalidad o parte de una instalación industrial bajo determinadas condiciones en España.

Está definida en el artículo 3 de la Ley 16/2002 (Ley IPPC), del 1 de julio, como “la resolución del órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se ubique la instalación, por la que se permite, a los solos efectos de la protección del medio ambiente y de la salud de las personas, explotar la totalidad o parte de una instalación, bajo determinadas condiciones destinadas a garantizar que la misma cumple el objeto y las disposiciones de esta Ley.”

La AAI aglutina diversas autorizaciones, de ahí su definición de integrada, que las empresas han de solicitar de forma individual:

  • Autorización de producción y gestión de residuos
  • Autorización de vertidos a las aguas continentales
  • Autorización de vertidos desde tierra al mar
  • Otras exigencias contenidas en la legislación sectorial aplicables a distintos sectores industriales.

Su objetivo es proteger al medio ambiente en su conjunto, aplicando los principios de prevención y control ambiental de una forma integrada, con el fin de impedir la transferencia de contaminación de un medio a otro. Para ello impone específicamente para cada instalación valores límite en todos los vectores ambientales (atmósfera, aguas, ruidos, residuos, suelos…), así como planes de vigilancia al respecto.

El Anexo 1 de la Ley 16/2002 contiene un listado en el que se definen los tipos de actividades y las capacidades mínimas de producción que hacen obligatorio solicitar una AAI. Instalaciones existentes tenían que solicitar la autorización antes del 1 de enero de 2007, para instalaciones nuevas es obligatorio solicitarla antes de su construcción, montaje, explotación o traslado. El órgano competente tiene un plazo de 10 meses para decidir sobre el otorgamiento.

En este permiso se fijarán las condiciones ambientales que se exigirán para la explotación de las instalaciones y se especificarán los valores límite de emisión de sustancias contaminantes, que se basarán en las mejores técnicas disponibles, todo ello teniendo en consideración las características técnicas de la instalación, su implantación geográfica y las condiciones locales del medio ambiente.

Para facilitar la aplicación de las anteriores medidas, se establece un sistema de intercambio de información entre la Comisión Europea y los Estados miembros sobre las principales emisiones contaminantes y las fuentes responsables de las mismas y sobre las mejores técnicas disponibles.

Definiciones:

Gestión de residuos: la recogida, el transporte y tratamiento de los residuos, incluida la vigilancia de estas operaciones, así como el mantenimiento posterior al cierre de los vertederos, incluidas las actuaciones realizadas en calidad de negociante o agente. (Ley 22/2011 – Artículo 3. Definiciones.)

Residuo: cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar.(Ley 22/2011 – Artículo 3. Definiciones).

Vertido o vertido de residuos: es la salida de residuos líquidos fuera del vaso, contenedor o tubería habilitado para contenerlos o transportarlos; como por ejemplo el vertido de aguas residuales en un cauce o masa de agua, a la que contamina más o menos gravemente según su grado de toxicidad (vertido de residuos tóxicos). También se utiliza el término para los vertidos que se realizan sobre el terreno. Para los gases se emplea preferentemente el término “emisión” (aunque también pude hablarse de “vertido de gases a la atmósfera”); mientras que para los residuos sólidos es habitual emplear el término “vertido”, particularmente cuando el destino es un “vertedero”.

Los vertidos se dan como consecuencia de la actividad humana, su impacto sobre el medio ambiente es negativo y debe ser minimizado por medio de medidas correctoras adecuadas (gestión de residuos).

 

Fuentes: Directiva 96/61/CE, Directiva 2010/75/UE, Ley 16/2002 (Ley IPPC), Ley 22/2011, Ley 5/2013, Wikipedia